Especializados en

Terapia para adultos

Si te encuentras en un momento de tu vida en la que te sientes estancado, no sabes gestionar una situación dolorosa o quieres mejorar algún aspecto en concreto de ti mismo o convertirte en una versión mejorada de ti mismo, es el momento de empezar tu terapia.

Para acudir a terapia no es necesario encontrarse mal, solo tienes que querer encontrarte mejor.

Todo el mundo puede sentir ansiedad, depresión, miedo, estrés… Y esto, a veces, nos desborda.

En las terapias, el paciente y el terapeuta trabajan para dirigirse hacia lo más importante de cada persona, recuperando o encontrando el equilibrio, donde podemos encontrarnos a nosotros mismos y mejorar la calidad de nuestra vida.

No hay dos personas iguales, y por eso mismo no hay dos procesos terapéuticos iguales. Siempre realizamos terapias personalizadas, donde nos basamos en el Análisis Funcional y tenemos en cuenta la historia de cada uno y su caso particular.

Las áreas en la que intervenimos, de forma principal son: ansiedad, fobias, obsesiones, depresión, baja autoestima e inseguridad, timidez y miedo a las relaciones sociales, apoyo en el duelo, miedo a la toma de decisiones, problemas sexuales.